estructura de un jardin
sah
Los jardines más lindos e impactantes del mundo, provengan de donde provengan, tienen algo en común que los hace únicos, todos sin excepción, irradian audacia y claridad en el diseño.

 

Un gran jardín da la sensación de unidad, porque las partes que lo integran, ayudan a formar un conjunto perfectamente equilibrado.

Esto quiere decir que tiene -esencialmente- lo que en la jerga paisajística se denomina una buena “estructura ósea”; siendo esto lo que verdaderamente agrega valor a la suma de las partes. Es importante destacar que el elemento que tienen en común estos jardines, es la elección de las plantas ornamentales. Esta masa verde es a menudo descripta como “plantación estructural”

Las plantas estructurales, son aquellas especies que tienen una presencia significativa en el jardín durante todo el año; ya sean estas perennes es decir, aquellas que mantienen una presencia similar y permanente en el tiempo o caducas, aquellas que cambian en las distintas estaciones del año.

Estas plantas son el ingrediente fundamental de un buen jardín, cualquiera sea su nacionalidad o estilo,

Estructura de un Jardin

Y esto, se aplica tanto a uno de diseño tradicional como a otro de diseño radicalmente moderno.

Jardines emblemáticos como Sissinghurst, Alnick Castle, en Inglaterra, La Villa Imperial de Katsura en Japón, Kerdalo y Villandry en Francia, el Generalife, en España, Villa Lante en Italia y Het Loo en los Países Bajos, son claros ejemplos de esto y todos están fundados y tienen como base, plantas estructurales. Esta misma característica la encontramos en los trabajos de famosos paisajistas como Burle Marx, Russell Page, Thomas Church y Jackes Wirtzl… Es decir, plantas bien elegidas y bien situadas que visten un jardín dándole constantemente una nota de estabilidad y de refinamiento a prueba de los años.

La cuarta dimensión

El tiempo -la cuarta dimensión- es una gran ventaja que debe tenerse en cuenta cuando uno está planeando crear un jardín para que sea atractivo. Esto es lo que fundamentalmente separa el paisajismo de otras disciplinas tridimensionales, como la arquitectura o la escultura.

Es sabido que la apariencia visual de un jardín cambia a cada momento del día. Con el amanecer y el atardecer, en cada estación del año y hasta con los cambios meteorológicos y climáticos; por lo que puede afirmarse que cada año en la vida de un jardín es distinto. Las plantas crecen, maduran y eventualmente mueren.

Estructura de un Jardin 4

Puede decirse que un jardín nunca está estático, aunque las plantas estructurales le dan una sensación de permanencia, de anclaje, Estas lo sostienen de una manera más suave y sutil que cualquier otro paisaje más duro.

En invierno los jardines tienen claridad, calma, tranquilidad que puede ser refrescante y un buen contraste, comparado con lo llamativo, y exuberante que es en las otras tres estaciones.

El reposo invernal desnuda al jardín de su follaje, dejando el esqueleto, o sea el plano geométrico al descubierto y la estructura del jardín expuesta- sea esta buena o no tan buena.

Es el momento de observar, recapacitar y hacer un balance, porque siempre hay algo que mejorar o ajustar.

En esta época del año, cualquier defecto queda a la vista: lo que en cierto modo es una ventaja porque se pueden ver las áreas débiles o los sectores menos logrados, allí donde faltan plantas perennes, o simplemente las combinaciones de plantas que no han dado el resultado esperado.

Las maneras de mejorar el espacio son más claras, así que es el momento que nos concede la naturaleza para rediseñar y planear las correcciones.

Si un jardín está bien en invierno, la premisa es que estará mejor en las demás estaciones del año.

Estructura de un Jardin 2

Función de las plantas estructurales

A las plantas estructurales se las describen como los ladrillos o los bloques de construcción vivientes que forman las paredes, el piso y el cielo raso de cualquier espacio al exterior.

Los árboles y arbustos son la obvia elección, ya que su tamaño y altura nos ayudarían a definir el trazado, la configuración de un jardín así como pondrán la nota y el ritmo requerido.

Sin embargo las herbáceas perennes y cubre-suelos pueden también jugar un papel importante.

El restringido pero coordinado uso de unas pocas o a veces una sola especia repetida a través de un jardín, es una manera simple de unir, transformar el caos de un jardín, en un trazado armónico.

El espacio, como el agua, es amorfo sin contenido es decir, un vacío.

Las plantas estructurales pueden ser usadas para formar y o definir áreas de encerramiento, cuartos sin que parezca una prisión y sin tener necesariamente que plantar un cerco formal y monótono. Es increíble la variedad y grados de tipos de encerramientos con sus transparencias que se pueden lograr, para obtener el carácter o la atmosfera deseada.

Por ejemplo, un recinto alto y sólido en los cuatro lados produce una sensación de aislamiento, de protección y refugio. Esta parte del jardín debe ser calmo y pacífico, un lugar para evadirse del mundo.

También se puede compartimentar con solo tres paredes o lados dejando la cuarta abierta o con una ventana para poder ver las otras áreas del jardín o el paisaje, Estos espacios son más dinámicos, ofreciendo también una sensación de misterio, por lo que va a aparecer.

Estructura de un Jardin 3
Es muy importante tener en cuenta, en que escala de jardín se está trabajando para elegir las plantas correctas.

La efectiva elección de las plantas estructurales será de acuerdo al tamaño del jardín.

Un Jardín grande merece plantas grandes mientras que uno más chico, plantas más acordes. Pero es necesario recalcar que en un jardín pequeño, también se necesita una buena estructura. Así, se elegirán arboles de menor porte y altura y arbustos de acuerdo con el tamaño del jardín. Pensaremos entonces en frutales como Malus, Prunus, Pyrus…, Acer Palmatum, “La vatera”, Magnolia soulangiana, Buxus, u otros así como plantas herbáceas.

About Author

sah
Connect with Me: